La máquina, un juego ideal para Infantil y Primaria

Comparte en RRSS

Os presento en este post un juego muy divertido en el cual se trabajan contenidos vinculados a la expresión corporal, creatividad, ritmo y control tónico.

La máquina, es un juego ideal para hacer en Educación Infantil y en Educación Primaria. En Educación Secundaria podría tener también cabida pero espero que los adolescentes no lo desvirtúen con las creaciones que puedan hacer ;-). 

Es recomendable hacerlo para la parte final de la sesión, a modo de despedida. Implica cierto trabajo colaborativo y también incide bastante en aspectos de expresión corporal, ritmo, creatividad y control postural y tónico. Es una propuesta didáctica muy divertida y estoy seguro que les encantará a vuestro alumnado. En el siguiente vídeo os muestro un extracto de una de las fases de la máquina que he hecho con mi alumnado universitario. 

¿Cómo jugar a la Máquina?

Partiremos de una posición inicial donde todo el alumnado formará un gran círculo con separación entre ellos de aproximadamente 1 metro.

  1. El profesor indicará a los niños que tienen que pensar y ejecutar posteriormente un movimiento de una máquina imaginaria. El movimiento puede ser de un único segmento corporal, de varias partes del cuerpo o del total del cuerpo. 
  2. Empezará el profesor ejecutando el suyo para posteriormente invitar al alumno que tiene a su derecha a mostrar a todo el grupo el movimiento que ha creado. Uno a uno, todos los niños irán enseñando al resto de la clase sus movimientos. 
  3. Una vez vistos todos, ahora el profesor invitará al alumnado a ponerle un sonido llamativo a su máquina. Nuevamente será el profesor quien empiece haciendo por ejemplo: PUM, PUM, PUM…Otros alumnos podrán hacer sonidos como: ZAS, ZAS, PICH, PICH, PIHC, PSSS, PSS…
  4. Tras escuchar todos los sonidos y ver los movimientos, es el momento de unir toda la maquinaria y hacer una única gran máquina. Para ello, el profesor informará al alumnado que empezará él a realizar su movimiento y sonido y que cuando lleve dos ciclos del movimiento empiece automáticamente a funcionar la máquina del alumno de su derecho, luego tras otros dos ciclos, empezará la de otro alumno, y así poco a poco se irán incorporando todos los alumnos a la gran máquina, disfrutando de unos movimientos muy simpáticos y sonidos dispares. 
  5. Por último es la hora de incorporar el ritmo. El docente informará a los niños que si sube su brazo la máquina deberá ir más rápido y si lo baja irá más despacio. Resulta muy gracioso ver cómo se ralentiza toda la máquina y sus movimientos y sonidos, así como verla a toda velocidad. 

Variantes

Como en la mayoría de los juegos de Educación Física, podemos hacer variantes, en este caso os presento algunas propuestas.

  1. Unir a todos los integrantes de la máquina en vez de estar en círculo. De tal forma que podamos hacer con nuestros cuerpos una gran máquina lo más compacta posible sin interferir en los movimientos creados. Los niños podrán decidir dónde colocar su propia aportación a la gran máquina.
  2. Incorporar material de Educación Física para hacerla más atractiva, por ejemplo, un balón gigante, una pica a modo de polea, pelotas de espuma, etc. Todo el material aportará color a la gran máquina y movimientos mecánicos muy dispares. 

Lo mejor de este juego es ver cómo va avanzando su creación fase a fase. Podemos también hacer una mini asamblea final para hablar de las máquinas en la sociedad y generar un debate sobre las máquinas que conocen, qué máquinas tienen en su casa, qué movimientos hacen (representarlos con su cuerpo, por ej. una máquina de triturar carne, una batidora, etc.), qué profesiones conocen donde están presentes máquina y ser humano. Debatir sobre si la máquina puede sustituir al ser humano, si alguna profesión será invadida en un futuro por las máquinas y desaparecerá la presencia humana, etc.

¡Deseo que os guste y lo disfruten vuestros alumnos!


Comparte en RRSS

Sé el primero en responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.