Un nuevo estudio confirma que la práctica de actividad física fortalece la salud mental de los niños de 3 a 6 años

Comparte en RRSS

Un nuevo estudio acaba de ser publicado confirmando los importantes beneficios que tiene la actividad física diaria para la salud mental y emocional de los niños en Educación Infantil. Te lo explico en este post.

La Educación Física, la materia menospreciada por el currículum educativo

La Educación Física siempre ha sido infravalorada y menospreciada por los gobiernos de muchos países, especialmente en la etapa de Educación Infantil. Han sido muchos los expertos que demandan una mayor atención a esta disciplina en la primera infancia dado que los niños han de moverse y jugar libremente para favorecer su desarrollo social, afectivo-emocional, físico y psíquico.

Pero sus beneficios no solo inciden en la población infantil. La práctica de actividad física en adultos ha sido estudiada por múltiples investigadores constatándose un efecto reductor de los niveles de ansiedad, depresión y estrés o fatiga mental.

Un estudio más que aporta evidencias científicas

Un reciente estudio realizado por cuatro investigadores rusos de la Universidad de Sechenov en una muestra de 355 escolares (162 niños y 158 niñas) de entre 4 y 5 años, confirma que un programa diario de actividad física favorece la salud mental y emocional de los niños.

En el estudio formaron dos grupos de niños, un grupo control que recibió 2 sesiones a la semana de actividad física y un grupo experimental que realizó todos los días actividad física. Los resultados obtenidos en el grupo experimental fueron un 14% más alto que el del control. El examen también reveló una fuerte correlación entre los ejercicios regulares y la salud mental positiva de los niños examinados. Los autores concluyen que la Educación Física tiene un efecto positivo en el desarrollo emocional y mental de los niños en edad preescolar.

El gobierno debe potenciar las oportunidades de realizar actividad física en la primera infancia

Es importante que las autoridades políticas y educativas incorporen al menos una hora de actividad física diaria en los centros escolares. Muchas veces las familias no disponen de tiempo suficiente para garantizar unos niveles de actividad física óptimos para los niños de 0 a 6 años. Por eso, dado que la actividad física es un importante medio para potenciar la educación, es necesario incluirla sólidamente en las escuelas, especialmente en las escuelas infantiles.

Retener a los niños en mesas y sillas es ir en contra de su evolución y demanda. Los niños deben canalizar su energía a través del juego, y concretamente el juego motor, potenciando todas las habilidades motrices y componentes de la psicomotricidad, además de otros contenidos recogidos en este otro artículo de investigación.

Fuente: lexei Yumashev, Anna Berestova, Aleksandr Derinov, Ilya Medvedev & Alla Philippova (2021) Physical education and its influence on emotional and mental development of pre-schoolers, International Journal of Early Years Education, DOI: 10.1080/09669760.2021.1961079


Comparte en RRSS

Sé el primero en responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.